• Jesús: pedagogo del encuentro

    Jesús es un Maestro itinerante. Su vida pública, que dura aproximadamente tres años, se basa en el camino que realiza desde Galilea a Jerusalén visitando aldeas y ciudades, llevando a sus habitantes la Buena Noticia del Reino.

    En cada visita, Jesús va al encuentro de hombres y mujeres, especialmente pobres y enfermos, que acogen su enseñanza. Predica a las multitudes, a pequeños grupos, a familias que lo reciben en sus casas... En el conjunto de estos relatos, es de destacar aquellos donde el encuentro interpersonal se destaca por una presencia y un mensaje que transforman la vida del interlocutor de Jesús. Al respecto, nos enseña Benedicto XVI: 

    "No se comienza a ser cristiano por una decisión ética o una gran idea, sino por el encuentro con un acontecimiento, con una Persona, que da un nuevo horizonte a la vida y, con ello, una orientación decisiva". Benedicto XVI - Deus caritas est, 1.-