• Metodología Catequística

    Jesús no propone una forma de enseñanza, no es su intención. Al contemplar con atención su forma de proponer la buena noticia, esto es, su pedagogía original, descubrimos que su punto de partida es, siempre, la vida de sus interlocutores. La situación vital que emerge en el encuentro con Jesús, es puesta en diálogo con la Palabra de Dios, que anima, fortalece, orienta, purifica, transforma). El encuentro entre la Palabra y la Vida, da lugar a una Vida Nueva. Así, comenzamos a definir el Método Catequístico.