• Experiencia vital

    El punto de partida en todo encuentro de catequesis es fundamental. Se trata de proponer a los catequizandos la vivencia de una experiencia que sea significativa para el grupo. En Metodología, esto recibe el nombre de vía ascendente: de la vida, llegamos a la fe.