¿De qué hablamos cuando decimos metodología catequística?

Es habitual, en los cursos de catequesis, que los participantes soliciten aprender herramientas metodológicas. En ocasiones, se piensa que un método educativo es como una receta con pasos claros, firmes y perfectamente delimitados que nos conducen a un fin: ofrecer un encuentro atractivo.

No siempre es así. En primer lugar porque, cuando hablamos de método no pensamos en una receta. Las recetas pertenecen a otro ámbito.

La palabra método significa "camino hacia...". Son, efectivamente, los pasos que damos para alcanzar un objetivos.

El Directorio General para la Catequesis nos enseña que en catequesis nos servimos de una variedad de métodos:

DGC, 148. "En la transmisión de la fe, la Iglesia no tiene de por sí un método propio ni único, sino que, a la luz de la pedagogía de Dios, discierne los métodos de cada época, asume con libertad de espíritu « todo cuanto hay de verdadero, de noble, de justo, de puro, de amable, de honorable, todo cuanto sea virtud y cosa digna de elogio » (Flp 4,8), en síntesis, todos los elementos que no son contrarios al Evangelio, y los pone a su servicio".

Esta variedad de métodos pueden quedar comprendidos en dos grandes formas o vías:

  • La vía o forma descendente: que busca partir de la fe para llegar a la vida.
  • La vía o forma ascendente: que parte de la vida para llegar a la fe.

Nos enseña el directorio en el número 151: "...uno es llamado también « kerigmático » (o descendente), que parte del anuncio del mensaje, expresado en los principales documentos de la fe (Biblia, liturgia, doctrina...) y los aplica a la vida; el otro, llamado « existencial » (o ascendente), que arranca de problemas y situaciones humanas y los ilumina con la luz de la Palabra de Dios. De por sí son modos de acceso legítimos si se respetan todos los factores en juego, el misterio de la gracia y el hecho humano, la comprensión de fe y el proceso de racionalidad".

Cuando reflexionamos sobre los encuentros de Jesús con mujeres y hombres de su tiempo (Magdalena, Zaqueo, el joven rico, Pedro, Nicodemo, entre otros) vemos que Jesús siempre parte de la vida para llegar a la fe, esto es, usa claramente la vía ascendente (llamada, también, existencial o inductiva).

No es la intención de este curso abordar las características esenciales de cada uno de estos métodos. Vamos a centrarnos en el catequístico que describiremos en esta presentación...

Last modified: Wednesday, 13 May 2020, 10:55 AM