Pensando en la respuesta

Al escuchar la Palabra de Dios, algo sucede... tanto en el corazón como en la mente... la Palabra misma exige una respuesta porque invita a la conversión, a una vida nueva. Tratemos de verlo en tantos pasajes evangélicos muy bien conocidos por nosotros...

  • Los discípulos de Emaús, después de experimentar la presencia del resucitado, vuelven a Jerusalén para compartir con la comunidad lo que les había sucedido.
  • La Samaritana, al descubrir que el Mesías la visitaba, corre a compartir con los suyos la buena nueva.
  • ¿Qué sucedió con los primeros discípulos? Luego de estar con Jesús, comunican a sus amigos la experiencia: "Hemos encontrado al Mesías".
  • Nicodemo fue a verlo de noche con sus dudas e interrogantes... días después lo encontramos haciéndose cargo de la sepultura del Señor crucificado.
  • El ciego de nacimiento es interrogado por Jesús: "Crees en el hijo del hombre". ¿Quién es, Señor, para que crea en él?". "El que estás viendo", le respondió Jesús. "Creo, Señor" y se postró ante ÉL.
  • Zaqueo que buscaba conocer a Jesús, lo recibe en su casa y experimenta una fuerte conversión.
  • Pedro, conmocionado por la pesca milagrosa, deja todo y lo sigue.
  • El joven rico... bueno, también hay lugar para la respuesta negativa...

Es importante recordar que la respuesta que el catequizando de a la Palabra escuchada, no depende de las condiciones del catequista ni de la forma que haya planificado el encuentro. Se trata de una respuesta libre y personal. El catequista, como sabemos, anima, orienta, exhorta... pero la respuesta, en definitiva, surge de la libertad del catequizando. Como todo sembrador, el catequista esparce la semilla... la tarea es sembrar, no cosechar. Jesús lo deja muy en claro en el evangelio de Juan (4, 34-38):

Jesús les respondió: "Mi comida es hacer la voluntad de aquel que me envió y llevar a cabo su obra.
Ustedes dicen que aún faltan cuatro meses para la cosecha. Pero yo les digo: Levanten los ojos y miren los campos: ya están madurando para la siega. Ya el segador recibe su salario y recoge el grano para la Vida eterna; así el que siembra y el que cosecha comparten una misma alegría. Porque en esto se cumple el proverbio: "Uno siembra y otro cosecha". Yo los envié a cosechar adonde ustedes no han trabajado; otros han trabajado, y ustedes recogen el fruto de sus esfuerzos".

La respuesta desde el punto de vista metodológico

El encuentro entre la vida (que salió a luz al comienzo del encuentro) y la Palabra de Dios da lugar a una respuesta de parte del oyente/discípulo. Esa respuesta puede entenderse, desde el punto de vista metodológico, de la siguiente manera:

  • A partir de actividades de expresión de la fe: armar una cartelera, realizar un dibujo (individual o colectivo), hacer una dramatización, etc.
  • Por medio de gestos, actitudes, pequeños y realizables compromisos que surjan de la opción del catequizando en el seguimiento de Jesús. Esos compromisos pueden ser personales o comunitarios.
  • La oración: toda oración es respuesta a Dios que nos habló primero (este tema lo abordaremos en el próximo encuentro).

¿Cómo planificar este momento? La respuesta del catequizando no se puede forzar, como se dijo anteriormente, se anima, se orienta... por eso es bueno que surja del diálogo establecido a lo largo del encuentro, esto es, debe haber un hilo conductor, una coherencia entre la actividad inicial, la Palabra anunciada y la respuesta que se busca alentar. Estas preguntas pueden ayudarnos a pensar este momento:

  • ¿Con qué virtudes, actitudes, acciones se puede relacionar el tema anunciando? 
  • ¿Qué compromisos concretos (realizables, evaluables) pueden promoverse? Importantísimo este aspecto: que el catequizando asuma aquello que puede, verdaderamente, realizar. Que no signifique un peso que soportar, sino una misión por realizar.
  • ¿Cómo vamos a alentar ese compromiso/cambio de vida/de actitud? ¿Propondremos una actividad de expresión de la fe? ¿Cuál?
  • No olvidemos que la oración forma parte de este momento (veremos cómo planificarla en el próximo encuentro).
Last modified: Wednesday, 3 June 2020, 4:18 PM